SiteLock

RAMOS ARIZPE Y SU HISTORIA

Esta noble tierra fundada en el año de 1577 con el nombre de Valle de las Labores dentro de la geografía del territorio de Nueva Vizcaya, de las provincias internas de orienta de la Nueva España. La superficie de los suelos que conforman el valle estaba dedicada a las tareas agrícolas derivándose la originalidad de su denominación y abrió la generosidad de sus brazos para acoger, en condición de primeros pobladores a los señores don Ginés Hernández, don Pedro Flores y el sacerdote Baldo Cortez.

 

En el año 1606, esta fracción de tierra provincial fue rebautizada con el nombre de Valle de San Nicolás de la Capellanía, cambio que se supone debió ser a que los misioneros españoles legaron la bendita imagen de San Nicolás de Tolentino, Santo Patrono hasta la fecha.

 

Con esa denominación que duró 244 años, esta, nuestra patria chica, atestiguó una serie de sucesos por demás trascendentales, dentro de los que destacan: haber servido de cuna al más ilustre de sus hijos, ya que el día 15 de febrero de 1775 nace Miguel Ramos Arizpe; el inicio de la guerra de Independencia, movimiento acaudillado por don Miguel Hidalgo y Costilla, y el nacimiento de México como República Federal.

 

Establecido el Federalismo, nuestro municipio adquiere localización geográfica en la región sureste del estado de Coahuila, colindando con los municipios de Saltillo, Arteaga, General Cepeda, Castaños, Cuatro Ciénegas y el estado de Nuevo León; cuenta con una superficie territorial de cinco mil trescientos kilómetros cuadrados, aproximadamente.

 

 

 

El 19 de febrero de 1847 el Congreso Mexicano lo designa Benemérito de la Patria y manda que su nombre, en letras de oro, se inscriba en el muro central del máximo recinto del Poder Legislativo Federal.

 

Dentro del Valle de San Nicolás de la Capellanía sucede otro relevante hecho histórico, ya que en marzo de 1811, en la capilla de la Virgen del Rosario, cuya construcción se terminó en el año de 1721, según inscripción en una de las vigas, y localizada en la Hacienda de Santa María, ofició su última misa el señor Cura don Miguel Hidalgo, antes de ser aprehendido prisionero y conducido al paredón.

 

El 16 de enero de 1850, el señor don Santiago rodríguez Bosque, Gobernador Constitucional del Estado de Coahuila, envía una iniciativa al H. Congreso del Estado proponiendo que, esta tierra, cuya cabecera municipal vio nacer a Miguel Ramos Arizpe, sea elevada a categoría de Villa con el nombre de Ramos Arizpe, decretando el Poder Legislativo que la iniciativa del gobernante cause efecto a partir del día 13 de mayo de 1850 a escasos 7 años del fallecimiento del ilustre patriota.

Los ramosarizpenses contamos para fortalecer nuestra espiritualidad con nuestro Santo Patrono San Nicolás de Tolentino, cuya imagen, desde su bendito altar en

su parroquia, preside, atestigua, bendice, ampara y alienta el devenir y el acontecer comunitario; ante la venerada imagen llegan a postrarse miles de feligreses en busca de salud, de trabajo, de tranquilidad espiritual, es el paño que enjuga las lágrimas de la aflicción, del desconsuelo, de las penas, de los abatimientos y tristezas, y es al mismo tiempo, quien otorga gracias, bendiciones, bienestar, ventura y abundancia.

INFORMACIÓN GENERAL DE

RAMOS ARIZPE

La parroquia de San Nicolás de Tolentino, nuestra parroquia, terminada de tachar el 1 de abril de 1815, es de edificación sumamente sencilla, prácticamente austera, la distingue la construcción del campanario desligado totalmente de la nave principal y en estilo Espadaña es decir, de una sola pared con sólo los huecos abiertos para la colocación de las campanas.

 

En 1921 se colocó la primera piedra para iniciar la construcción de la capilla destinada a venerar la sagrada imagen del Señor de la misericordia, la que se localiza en la confluencia de las calles allende y General Charles.

 

El 23 de Julio, es la fecha en que la grey católica ramosarizpense ha hecho suya para reverenciar a la bendita imagen que cada día incrementa el número de sus fieles. El cuidado, atención, aseo y protección de la capilla está a cargo, por generaciones, de las familias residentes en “la cuadrita”, diminutivo que la voz popular la ha impuesto a la cuadra de la calle General Charles entre Allende y Zaragoza, quienes sostienen, contra viento y marea, la tradición de sus familias para continuar siendo los custodios del sagrado recinto y de la bendita imagen que lo habita.

 

El 12 de diciembre de 1995, en medio del júbilo de la grey católica ramosarizpense fue colocada, en el altar mayor de la capilla que construyó para venerarla, una imagen de la Virgen de Guadalupe, guía de la espiritualidad mexicana, la que ya cuenta con un digno y sacro recinto para recibir la veneración de un pueblo significado por la fe que profesa a la Reina de México y Emperatriz de América.

 

Varios acontecimientos de relevante contenido nacionalista desarrollados en el territorio ramosarizpense, han enriquecido las páginas de la historia de nuestro progresista municipio; el 26 de febrero de 1913, cuatro días después del asesinato de don Francisco I. Madero, Presidente de México, don Venustiano Carranza, gobernador coahuilense, haciendo uso del telégrafo de los Ferrocarriles Nacionales de México a cuyo cargo estaba como jefe de estación el señor don Luis Farías Rodríguez, envía un telegrama al Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica en cuyo enérgico texto le condena la festinación con la que reconoce a un gobierno espurio implantado sobre la traición y el crimen, y ese mismo sentimiento lo plasma en el manifiesto lanzado a la nación, el 26 de marzo del mismo año desde la Hacienda de Guadalupe, convocando al desconocimiento de un régimen gubernamental cuyo único soporte es un villano cuartelazo que ha privado a nuestra nación de sus gobernantes constitucionales.

 

Si el pan de pulque, la repostería y pastelería fina identifican a nuestra tierra, los famosos tamales ramosarizpenses no se quedan a la zaga y con la mayor dignidad pelean el reconocimiento.

 

La elaboración de tamales es una tradición que distingue a nuestra tierra, de la cual presumimos y nos enorgullecemos, ya que ha permitido que el nombre de Ramos Arizpe haya traspasado fronteras internacionales para cautivar paladares en otros países donde los muy selectos, del rico y variado arte gastronómico mexicano. Los hay rellenos, de carne de puerco con chile colorado; de carne de pollo con chile poblano; de queso con rajas de chile jalapeño; de frijol, de azúcar con coco rallado, nuez y uva en pasa, teniendo, todos, cómo base, masa de maíz y envuelto en la hoja con la que se cosecha y protege al propio cereal.

 

Es un privilegio para Ramos Arizpe poder ofrecer a sus visitantes un integral servicio de alimentación dentro del que se incluye una variada selección de platillos que, con grado de relevancia, prestigian a la tradicional cocina mexicana.

 

Los Ramosarizpenses conservan una noble tradición, procuran asistir a los puntos de reunión masiva con el sano propósito de dar continuidad a una sana convivencia que permita consolidar los estrechos lazos de amistad que los unen. Para fortalecer ese bello sentimiento afectivo, se cuenta con tradicionales paseos, la plaza de armas General Ignacio Zaragoza, llamada comúnmente Plaza de Abajo; la plaza Juárez, a la que la voz popular llama Plaza de Arriba; el arbolado parque Venustiano Carranza, y ahora la nueva alameda, espacios en los que con placer se disfruta de la distracción y esparcimiento.

 

Arribando al final de la década de los setenta del siglo pasado, nuestra villa iniciaba su significación como polo de desarrollo industrial, grandes e importantes empresas, filiales de reconocidos consorcios empresariales automotrices determinaron establecerse en esta cabecera municipal aprovechando las bondades de su envidiable situación geográfica que la sitúa en medio de dos importantes ciudades en constante crecimiento; Saltillo y Monterrey ambas capitales de Estado, su cercanía con las fronteras estadounidenses; su integral red de medios de comunicación, (aérea, terrestre, férrea, telefónica, telegráfica, postal y ahora integrada la comunicación vanguardista del Internet); su agradable clima, templado la mayor parte del año; el tranquilo ambiente laboral, en fin, una serie de particularidades propias de nuestro terruño que alentaron y motivaron a los consejos de administración de las firmas automotrices General Motors y Chrysler para establecer sus respectivas plantas armadoras dentro del territorio de esta cabecera municipal, circunstancia por la que adquieren el reconocimiento de promotores e impulsores de la actividad empresarial e industrial, ya que su establecimiento en esta zona fue, prácticamente, una convocatoria que lanzaron a sus proveedores, quienes solícitos atendieron el llamado determinado establecerse en esta misma área y atender con eficiencia y prontitud los requerimientos de sus prestigiados favorecedores.

 

Hoy, en los importantes parques industriales desarrollados en esta tierra, tienen su asiento más de un centenar de importantes empresas, muchas de las cuales tienen su origen en diversos países del mundo; para su construcción han desarrollado diseños modernistas y con una gran solidez en sus edificaciones, creando un conjunto en el que se manifiesta la estética y el buen gusto arquitectónico, factores a los que, algunas han agregado, una ornamentación en sus jardines a base de plantas y cactus silvestres cuya reproducción se genera en la zona rural del municipio, evidenciando con ese rasgo de cortesía, uno de los conceptos que dan identidad a esta generosa tierra que les acogió en su seno.

 

En 1928, a iniciativa de señor doctor don José Polak, se constituyó la empresa Laboratorios Pharmakón, S.A. y el 19 de marzo de 1931 fue colocada la primera piedra para iniciar los trabajos de construcción del bello y funcional edificio sede de la primera industria procesadora de una extensa gama de productos farmacéuticos, dentro de los que destacaron el analgésico comercializado con la denominación de cefalina y el magzokón, poderoso purgante a base de sal de higuera que hasta la fecha se encuentra en el mercado.

 

En el área sureste del terreno se construyó un edificio que se acondicionó de hotel; cuenta con una escalinata interior que permite el acceso a la planta alta por ambos lados de las instalaciones, y en el exterior, en la parte superior del frente, se plasmó en alto relieve y con la policromía original, el símbolo de la medicina, como evidencia de la labor empresarial.

 

Una vez concluidas las actividades empresariales de Laboratorios Pharmakón, se establece en el espacioso edificio la empresa Fosforera del Norte, la que en congruencia con su razón social se dedicó a la manufactura de fósforos, los que se comercializaron con las marcas de Rotarios de Lujo, Ultamar, Caballeros y Relicarios, y posteriormente maquiló los reconocidos toritos, Prisma y Clásicos de Lujo.

 

La prosperidad de la vitivinicultura que en épocas pasadas significó a Ramos Arizpe, propició la creación de Bodegas Capellanía, factoría que con grado de relevancia enriquece las páginas de la historia empresarial de esta tierra.

 

En Bodegas Capellanía se procesaba la uva cosechada en los viñedos localizados en esta misma cabecera municipal, para producir un exquisito brandy comercializado con la denominación de Chantre, el que en opinión de conocedores y eruditos en materia rivalizaba, con toda dignidad, con productos similares de origen español o francés.

 

Fue durante la administración Gubernamental Estatal encabezada por el Señor Don Oscar Flores Tapia (1975-1981), consideró que nuestra querida Villa reunía todas las condiciones de carácter, índole y naturaleza que se requieren para ser elevada a rango de ciudad, y en solidaridad con el ayuntamiento que encabezó como Presidente Municipal el señor Ing. Eufrasio Sandoval rodríguez y la

 

orgullosa comunidad, el gobernante envió la iniciativa al H. Congreso del Estado, instancia de gobierno que decretó que a partir del día 13 de mayo de 1980 este apacible terruño cambiara su denominación de villa por ciudad Ramos Arizpe, Coahuila.